Sí quiero, pero, ¿Por dónde empezar?

tumblr_inline_mxjukuvSWW1s6tngv

Hoy, ahora, comienza el cambio. START!

Sabemos que hoy día, parece que todos estamos de acuerdo en ello, recibimos una sobre información formidable. Es imposible abarcar todo lo que nos llega, incluso existe mucha más de la que aparentemente nos alcanza. Y aún así somos conscientes de lo que es importante, de lo que realmente es relevante. Una de estas cuestiones que son importantes y en la que ya hay consenso, es en que Internet, las comunicaciones y en general la digitalización, suponen una de las grandes, si no la más importante, revolución de nuestra era. Y si tenemos esto tan claro es porque sabemos que afecta a todo lo que nos rodea: a nuestra manera de comunicarnos, de producir, de relacionarnos, de almacenar, de aprender (y aprehender). Nos afecta en las escuelas, en los hospitales, en el transporte, en nuestras casas, en el trabajo, en todos partes. No hay nada que escape o vaya a escapar a ello.

De hecho se podría decir que no existe una profesión, empresa o actividad que no sepa cómo esta revolución le está afectando y le va a condicionar su futuro. Existen incluso varios estudios, con ejemplos muy gráficos, de cómo esta transformación nos afecta en concreto a nosotros, a lo que a nosotros nos importa más y que es nuestro entorno más cercano.

Y si es así, ¿por qué en muchos casos todavía no hemos tomado la decisión de afrontarlo, de comenzar con el cambio necesario?. Las respuestas a esta cuestión pueden ser múltiples pero quizá la más común sea la de que no queremos ser los primeros en llevarla a cabo. No queremos ser los primeros en arriesgar.

Desde luego es una respuesta torpe.

Una respuesta en la que todos, seamos sinceros, por desgracia en algún momento caemos. Porque en ningún caso seremos ya los primeros y sin embargo podrían llegar a existir claras posibilidades de que fuésemos los últimos. Incluso que nos llegue a arrollar y ya no tenga ni importancia en qué puesto quedemos. Y es que no es una opción el tomar medidas o no, sino cuándo empezamos y por cuáles empiezo primero.

Nos da la sensación de que la misión es demasiado grande como para abarcarla. Sin darnos cuenta de que el minuto siguiente al instante actual es ya el principio de nuestro cambio. Así que lo mejor será empezar por lo más evidente, por lo básico, por lo sencillo. Y así a base de pequeños pero decididos pasos, llegaremos a transformar nuestra empresa, nuestros productos, nuestros servicios, siendo capaces de no dejarnos engullir por este tsunami de la digitalización. Al contrario tomando la iniciativa.

A todos nos vendrán a la cabeza las empresas más conocidas y los casos de empresarios más destacados en el mundo del ecommerce o de Internet. Todos ellos en algún momento de su corta trayectoria, sí porque son más bien historias recientes, eran tipos como tú o como yo. Gente empezando un proyecto o con una empresa pequeña intentando transformarla. Tuvieron las mismas inquietudes que nosotros, todos ellos, es algo común que se repite a todos ellos: fueron pequeños algún día!.

El mundo esta lleno de  ejemplos de empresas que no supieron adaptarse a tiempo y que pagaron caro, el seguir en el status Quo: Seguro que a todos nos suenan nombres como Kodak ,Nokia, Atari, Nintendo y una infinidad de firmas en el entorno discográfico, del cine y del resto de contenidos.

Pero también encontramos ejemplos de empresas que cambiaron y crecieron de forma exponencial. Dejamos aquí ejemplos de las mas curiosos y extraordinarios cambios y evoluciones:

Samsung en 1938; vendía pescado y otros comestibles.

Toys “R” Us en 1958; vendía carritos de bebé y cunitas

Coca Cola en 1886; vendía un jarabe para cefaleas y náuseas

Marriott en 1927; vendía cerveza fresca y chili con carne

Historias con cambios y algunas con final feliz.

Starbucks en 1971; vendía café…pero a granel, McDonald´s en 1948; era un restaurante barbacoa familiar, Bayer en 1867; era una tintorería, Nintendo en 1889; vendía naipes, picaderos, arroz instantáneo…Virgin Records en 1972; vendía discos piratas

Y se hicieron grandes a base de empezar a construir desde lo más sencillo, desde lo básico. Desde sus comunicaciones más básica hasta cambiarlas todas, desde un eslabón su cadena de montaje o distribución para acabar transformándolas al completo, etc. Realmente es inspirador comprobar cómo poniendo el foco en un pequeño cambio, una mejora en la eficiencia se puede comenzar a transformar toda la empresa y convertirla en líder de un servicio local, o de todo un sector.

No lo dudes, la eficiencia comienza por lo más básico. Y ha comenzado en el minuto que sigue a este instante que ya ha pasado. Y seguro que en algo tan básico no seréis los primeros, la cuestión es si al menos, daréis ese paso a tiempo.

Algunos buenos ejemplos del cambio, gestado a nivel individual son:

Bruce McLaren.

 

tumblr_inline_mxjvj80Jk01s6tngv

En sus historia como piloto, constructor y gestor deportivo, todo es innovación y ganas de afrontar el cambio en cada una de las fases que se le presentaron durante su carrera.

Jeff Bezos

 

tumblr_inline_mxjvqtvtje1s6tngvEn este reportaje de Business Week, nos definieron como es su carácter innovador y como ha conseguido que Amazon esté al frente del cambio en retail internacional.

Carlos Barrabés

tumblr_inline_mxjwgxblVT1s6tngv

El mejor resumen: Historia de cómo  transformó de un pequeño bazar en el Pirineo en un grupo internacional. Creer en el potencial de internet, le dio años de ventaja, uniéndose a otros pioneros como Jeff Bezos.

Y después de ejemplos, y de inspiradores perfiles, si todavía tiene dudas de que el cambio es necesario, me gustaría finalizar dándole solo tres pequeñas muestras de lo que esta por venir (o esta aquí ya).

Los españoles invertirán más de 6.000 millones de euros en compras efectuadas por sus dispositivos móviles.

Zara.com será el principal motor de ingresos de Inditex a medio plazo y superará los 1.000 millones de euros en dos o tres años, según aventuran los expertos

La gran oportunidad del más pequeño

Gracias por seguirnos.

Saludos desde la nube.

Cloudmatic by Infoe

www.infoe.es // @infoestructura

También te podría gustar...